sábado, 24 de marzo de 2012

Marina







“…Todos tenemos un secreto encerrado bajo llave en el ático del alma. Éste es el mío”







En la Barcelona de 1980, Óscar Drai, un joven que sueña despierto, deslumbrado por los palacetes modernistas cercanos al internado en el que estudia. Un día, sin saber exactamente cómo, en uno de estos paseos sin rumbo, acaba en un caserón que parece abandonado. Nada más lejos de la realidad, pues en él viven Germán y su hija Marina, que se convertirán desde este instante en eje fundamental de su vida. Óscar pronto queda prendado de la belleza y personalidad de Marina, y en ella descubre a una joven que vive por y para su padre, aunque en una casa y una familia que guardan muchos y oscuros secretos. La adolescencia, el primer y verdadero amor, las emociones contradictorias que ello conlleva, y sobre todo la intriga, son los temas principales de la obra. Alternando la historia del pasado con el romance en presente, el autor, va desgranando dos historias dramáticas, la antigua con un toque gótico. El presente adquiere un tono nostálgico e incluso poético, que impregna algunos de sus pasajes. La aventura se adentra en un enigma doloroso del pasado de la ciudad, un desafío de siniestras consecuencias que alguien deberá pagar.
He de reconocer que “Marina” es uno de esos libros que “engancha” desde el principio. El autor consigue hacer una descripción perfecta de la Barcelona de la época, con esos paseos y grandes caserones abandonados. Entre secretos, cosas que no están claras y no llegarán a estarlo nunca, consigue un ambiente lleno de sensaciones que no deja indiferente al lector en toda la obra. Experimentos quirúrgicos, persecuciones, situaciones increíbles que dentro del tono de la novela casi llegas a creer… se crea un clima de oscuridad que impregna toda la obra, sobre todo el final, así que si buscas el típico final feliz, este libro no es para ti.
El autor guía a los personajes de entrevista en entrevista, donde diversos testigos les relatan partes del pasado, incluyendo diálogos y explicaciones que difícilmente se pueden recordar después de tanto tiempo.
Por último quiero destacar algo que me llamó la atención y que según he podido leer en diversos foros, el autor utiliza en otras de sus obras (yo sólo he leído de Carlos Ruiz Zafón este libro, que cómo sabemos es el que luego le inspiró a escribir su gran obra “La sombra del viento”). Es la importancia o el papel destacado que da en la obra a un animal, a un gato, y que refleja el “amor” del autor por los felinos.
Entretenida, con buenos momentos, contada de forma diferente es un libro cargado de sentimiento que por supuesto no te dejará indiferente.
Este libro forma parte de un ciclo de novelas y narraciones breves que se entrecruzan en el universo literario de El Universo de los Libros Olvidados.







“Marina me dijo un día que sólo recordamos lo que nunca sucedió”