viernes, 22 de febrero de 2013

Para Ana (de tu muerto)



"Ha tardado en entender que, cuando se cambia de camino, el nuevo no tiene por qué ser mejor. Simplemente es distinto”.

“A veces los demás saben algo nuestro que nosotros ignoramos”.

Después de ser una de las autoras más vendidas de 2009, Nuria Roca (en colaboración con Juan del Val, su marido) se decide para su segunda novela por una historia en la que combina, además de los mejores ingredientes de "Los caracoles no saben que son caracoles" (sexo, humor y vida cotidiana), una trama llena de sorpresas en la que nada es lo que parece y que se desarrolla entre bambalinas en el mundo editorial. 



     Ana conoció al escritor Carlos Pacheco cuando apenas era una adolescente y con él compartió veinte años de su vida. Amoral, apasionado y genial, Carlos fue, para bien y para mal, lo más extraordinario que le ha pasado a Ana. Después de una relación intensa y atormentada, Ana quiere ser "normal". Ese objetivo será la verdadera aventura de su vida. ¿Y si una muerte fuera su segunda oportunidad?
     En mi opinión se trata de una novela irregular, simple y fría. Es cierto que la novela es sencilla, fácil de leer y con una trama sin muchas pretensiones. Pero considero que la novela es un esbozo de lo que podría haber sido un éxito y no lo es. La idea de la que parte me parece original y buena, pero no así el desarrollo de la misma. No he leído nada más de esta autora y por lo tanto no puedo juzgar lo anteriormente escrito, ni compararlo con esta novela, pero en ella se narra una historia que no profundiza y me parece una obra mediocre para alguien que ha sido un éxito de ventas y que ya ha publico dos novelas más (de las cuáles, por cierto, me llegaron muy buenas críticas). Me obliga a pensar que esta novela se publica porque con las primeras alcanzó cierto prestigio.
     Para terminar y a modo de conclusión, diría que esta novela contiene las tres "P": es una novela predecible, con un final precipitado y se puede prescindir de su lectura. Eso sí, como rasgo positivo, y siendo justo, tengo que decir que me encantan algunas frases y reflexiones que contiene la misma:

      .- Los cobardes no pueden ser buenos escritores. Escribe bien, muy correcto, pero, al contrario que su padre, no ha tenido nunca valor, ni tan siquiera para coquetear con la locura.

      .- Para aproximarse a la verdad había que partir de un pensamiento extremo, aunque fuera falso. La verdad está sobrevalorada, en realidad, no es tan importante.

    .-“El toreo es el único arte verdadero. Eso que dicen los arstititas de dolor del alma –argumentaba- es una mariconada. Lo que duele es un cuerno cortando tu piel y tus músculos cuando abandonas el cuerpo para crear. El toreo es verdad, lo que hacemos los escritores, los pintores, los músicos… es sólo un oficio estético en el mejor de los casos”.

   .- Una madre siempre tiene la edad del día en el que tú naciste.


En la voz de Ana, la protagonista de la novela: "...Siempre asocio aquel recuerdo a Mick Jagger cantando Angie"